Thursday, January 14, 2016

Sobre la nueva Asamblea Nacional.

El espejo de la ficción de la política Venezolana.


Lo corto es conciso, y lo conciso no necesita de adornos; estoy aquí dándole utilidad a mi teclado para enunciar alguna de mis visiones sobre esta que dice ser una nueva asamblea nacional. No estoy aquí para revivir el pasado, lo han hecho ya los diputados en plena posesión de la asamblea, no estoy aquí tampoco para favorecer a un bando u otro, estoy aquí para evidenciar que la política venezolana es tan artificial como sus actores. Nuestros partidos políticos divulgan ser alternativas a una película donde en más de 20 décadas los actores repiten las líneas de sus homólogos. No, no por tener título de república bolivariana y porque cuelgue en el patio una bandera socialista esa ficción se rompió. La ficción existió siempre, y ahora está más viva que nunca, de ahí la forzosa (y vergonzosa) estrategia del gobierno de culturizar a Hugo Chávez, y de ahí la forzosa (y vergonzosa) estrategia de la oposición de izar la bandera de los planes sociales. En esta ficción venezolana nuestra, a nosotros se nos obliga a mirar como se hace la película y a mirar la película. Quien haya mirado esta nueva asamblea como una transición, falló en abrir los ojos; las votaciones del 6D fueron un pueblo empujando a los científicos a la jaula donde encerraron a su monstruoso experimento, y ahora a través del cristal veremos, a creadores y creados hambrientos de libertad. El 6D el pueblo de Venezuela no eligió candidato, lo condenó; por primera vez les tocará hacer política. 

(Sobre Ramos Allup y las fotos de Chávez…)


Sabemos que ha de sentirse muy sabrosa la nueva posición política de Allup, que está tan contento que se compró el traje para la ocasión cual 31 de Diciembre, y que su sueño de ser el David Cameron de Miraflores se ha vuelto realidad, pero sacar las fotos de Hugo Chávez y Bolívar del parlamento no tiene ni inteligencia política ni moral. Sigue la oposición empeñada en enterrar lo poco que es nuestro ¿Por qué?, y peor aún, lo hace saber, fortaleciendo a un régimen que sigue gobernando, del cual todos queremos deshacernos. Señor Ramos Allup, le acepto el desmantelamiento de fotografías de Hugo Chávez si es usted quien rige un nuevo gobierno, pero el gobierno sigue siendo el mismo, aunque aún pese y duela, aunque no les deje dormir. No le acepto sin embargo bajo ninguna circunstancia el desmantelamiento de fotografías de Simón Bolívar. Si usted tiene resentimiento por un prócer que libertó nuestra tierra de holocaustos españoles ¿Que quiere usted realmente para su país?. Está tan en usted, que ni siquiera mide sus consecuencias políticas; en el lenguaje de lo simbólico, de lo que la política se alimenta, usted acaba de pintarse de colonizador europeo, y ha mandado descolgar el cuadro de los dioses del sol y del rayo. ¿Cree usted señor Allup, que ahora su partido pueda ir a una elección?… al descolgar a Chávez se descolgó usted.

Sapiencia, antónimo de la oposición Venezolana.


Duele ver como esta oposición llegó a la asamblea a través del voto de gente que realmente ejerció el sufragio con esperanza y fe de un nuevo tiempo político, con aras a una alternativa. Distante de ser alterna, esta oposición es un volver a las políticas que regían sus políticas antes de Hugo Chávez, políticas que además llevaron a nuestro país al punto en el que nos hizo saltar al socialismo. No somos estúpidos, llegar al estrado con una ley de amnistía en mente no es nada más que un querer liberar a Leopoldo López para hacerlo presidente electo de Venezuela. Sabemos también que para que llegue ese día, ya ustedes han de tener lista la ley de medios de comunicación para asegurarse que le vean todos, por donde ustedes quieran que se vea, para terminar de crear la leyenda próxima dentro de la ficción de la política venezolana, capítulo “la salida”, que comenzó aquella tarde de Lopez y Tintori besándose en televisión nacional. Cual Rajoy/Piñera/Macri nos vendió la oposición un camino posible, lleno de efectividad, y al primer día se sacan máscaras y demuestran haber usado el voto cual trampolín. Se le ha dado el micrófono a un montón de gente engabetada que dice hacer política y que ve ahora la oportunidad de brillar como nunca se vieron brillando en un futuro cercano. Resumiendo, se le acaba de dar el micrófono a La Patilla y a DolarToday, para que toda su bazofia sea ahora “debate”.

Los dinosaurios, una mirada al socialismo.


El señor Saul Ortega, diputado por el PSUV decía en la posesión, “me indigna que la soberanía nacional sea de alguna forma violada, cuando ustedes traen un extranjero, ex presidente de Colombia que está aplaudiendo allá los discursos de ustedes”… citando a Ortega quiero insistir que a esta asamblea es grato verla, y será decisiva para el cambio político -el verdadero- del país; al pueblo se le mostrará una realidad que no tenía antes, los perros que siempre ladraron tienen ya el escenario para morder, pero no lo harán, porque en cambio se quedarán sentados del lado derecho e izquierdo de la cámara de diputados vulgarizando lo negativo del enemigo, cual vieja chismosa, gritándole al pueblo “¡Viste! ellos no te quieren”. Nuestra asamblea no se da cuenta que precisamente se votó por el simple hecho de que necesitamos que estas fuerzas enemigas cesen la egolatría y conduzcan a una mejora nacional, ya demostrado está, de lado o de frente no supieron hacerlo, nada ha mejorado en nuestro país en los últimos 30 años, no por haber alfabetizado a la población nos movimos a algún lugar. “Tengan la seguridad pueblo venezolano que aquí estaremos defendiéndoles”, dice Saúl al final de su discurso, evidenciando, después de 4 minutos de sacar trapitos al sol de la oposición, como van perdiendo la batalla entre ellos mismos, con el discurso del “yo” “yo” yo” y después “el pueblo”. No serán nada más que comicios aquellos en hacerles ver la inevitable verdad, no se les quiere.

El señor Pedro Carreño, otro diputado por el PSUV, dictó algo muy acertado, conveniente de resaltar; “Vemos la instalación de un parlamento que no se gobierna así mismo, porque se maneja como las rocolas, porque ustedes saben que a las rocolas les mueve la música quien le mete la plata”, es acertado por tres razones, primero porque utiliza un lenguaje que denota su antigüedad, representando en automático el retroceso que significa su partido. Segundo porque lo dicho va dirigido al pueblo coloquial, y tercero porque ese pueblo ya traduce esas frases a hechos. No es la oposición la que rige el país, son ellos, ellos que ni siquiera se han dado cuenta que ya sus frases no pueden ser utilizadas contra la burguesía, pues les describen al calco. Se refiere Carreño a la nueva asamblea como “un gran fraude”, y es curioso que él forme parte de ese fraude y no se de cuenta que su discurso es un espejo. Escupes hacia arriba Carreño.

Den la talla, coño.


Basta de revolver la sopa fría, pongan las manos al fuego y empiecen a hornear una Venezuela en la que hasta ustedes encuentren paz. Tienen todo el poder y toda la financiación ¿Por qué no hacerlo?. Si la oposición propone leyes de materia económica, tienen que ser bienvenidas, encárguense ustedes, socialistas, de que dichas leyes se cumplan a cabalidad, que no se favorezca ni a una u otra empresa, que no se permitan los monopolios, invitemos la inversión extranjera y mantengamos la soberanía, capacitemos y contratemos a los nuestros; lo mejor para todos es posible, es viable, si ustedes realmente defendieran lo que con popularidad dicen defender, y que se deje ya la oposición de pintarnos un país potencia en 5 años, cuando hasta a los Coreanos les tomó 30… no nos mientan más y pónganse a trabajar.

¿Podrán ser un parlamento de verdad? quién sabe, con seguridad hoy solo sabemos que desde ambas bandas nuestra asamblea dista mucho de patriótica y que tenemos ahora la polarización más apátrida nunca antes vista en Miraflores. Habría que ponerles música venezolana de ambientación, a ver si descubren un poco como suenan, a que saben, para ver si pueden recordar un poco la verdadera patria, la que nos gusta más, la que nos mueve más, con la que somos más Venezolanos, porque si algo es seguro es que esta nueva distribución de diputados no nos hizo más Venezuela que antes. No importa, igual, aunque no lo crean, es grato verles a todos (ambos bandos) en la asamblea, no solo porque ahora sabemos con más franqueza para qué la oposición llego allí, si no también porque el tenerlos juntos nos permite ver brillar a los lobos y divisar a los bien intencionados, aquellos que irremediablemente tendrán que ser los pilares verdaderos de un nuevo tiempo político. 

Vienen creo yo, los días políticos más críticos de nuestro país. En transmisión en vivo por televisión en la toma de posesión puede verse ya la foto completa del elenco de despilfarradores. Vergonzoso por demás es -de paso-, que vivamos siendo vistos en el mundo como una patria soberana, y que aunque el socialismo cuelgue en nuestro patio, nuestro mundo político calque igual o más agresivamente lo que los neoliberales nos enseñaron, que la democracia es un sueño de muchos pero una realidad de pocos.

Con esperanza podemos tener una certeza muy nuestra, Venezuela es un país de electores adelantados a su tiempo político, podremos hablar y despreciar al venezolano que votó por Chávez lo más que queramos, pero hace 17 años fuimos los primeros en nuestro lado del mundo en hacerle frente al orden político que nos pisaba. Es una lástima que los elegidos nunca estuvieron a la altura de los electores. Los días próximos de nuestro mundo político son tan ciertos que eso ha de darle una clara luz al pueblo que consecuentemente les acerque a ese politico que de la talla a sus electores. ¿Pizarro quizá?.


Ilústranos Briceño... 
https://www.youtube.com/watch?v=YsQQC10n_2M