Posts

Showing posts from March, 2011

¿Por qué jugar Super Mario Galaxy™ de Nintendo ®?

El ser humano toda la vida se afanado a algo, está en nuestra naturaleza, ¿No es así? cualquier cosa lo suficientemente adictiva nos robó a veces la potestad de decir NO. Este es un impulso psicológico, las emociones siempre se anteponen a la razón, y así nos pasa con las redes sociales, los videojuegos, los besos... o con cosas tan elementales como conmoverse con un bebé. En esta ocasión les hablaré de un personaje en particular que desde hace muchos años ‘envició’ a muchas personas en este planeta; Mario, junto por supuesto a todos sus compañeros a los que fuimos conociendo con el tiempo y que nos fue mostrando las consolas de Nintendo.


La historia de Nintendo. De las barajas a los videojuegos;
(NIN 任 - Responsabilidad, deber; TEN 天 - El Cielo o los cielos; DŌ 堂 - Templo, salón); "Deja la suerte al cielo" o también "Tarea del cielo".
Súper Mario Galaxy forma parte de la nueva generación de la saga Súper Mario en Nintendo, pero antes de hablar sobre ese producto en pa…

Uff... el inconsciente, como siempre.

Terminé de ver la película ‘Sueño’ de Kim Ki Duk y me acosté a descansar. No pensé en quedarme dormido, pero sin quererlo lo hice, en la cama de mis padres. Estaba en el metro, dentro de un vagón que justo estaba deteniéndose y abriendo sus puertas, llegaba a la estación ‘Parque Jurásico’ ...pero antes de estar allí, sabía que estuve en otro lugar, un lugar mucho más agradable y divertido, sé que venía de reírme. Me dije; ‘Yo no estaba aquí hace un momento... ¿O sí?’ ‘¿Será que solamente fijé la mirada y me fui de este lugar unos segundos?’ ‘O me quedé dormido ¿Por eso me pasé de estación?’ Cuando quise levantarme y salir del vagón me caí del asiento... todo tuvo sentido, yo no estaba en el metro, estaba en la cama de mis padres, durmiendo, y todo lo anterior era un sueño. 
Cuando sentí caerme, era mi hermana quién me empujaba diciéndome que la estaba tumbando de la cama, me arrimé y me extrañé de que mi hermana se hubiese cambiado de cama y estuviese allí conmigo... de pronto me di cu…

Esa gente no es de este mundo.

Bendita la gente que vino a este mundo a hacer arte. Bendita la gente que nació para ser diferente. La gente que soñó y logró. La gente que aspiró y alcanzó. Bendita la gente que tiene la magia de lograr hacer feliz a los demás… esa gente que en su hogar y entre sus amigos siempre marcó la diferencia. Bendita la gente que nunca sintió no poder, la que perseveró, la que se hizo reconocer entre todos de la manera más extraordinaria. La gente que tiene un don y lo acompañan! Bendita la gente que logra que la bendigan. Bendito el sentimiento que produce esa gente bendita. Los actores, escritores, cantantes, músicos, poetas, acróbatas, bailarines, diseñadores..... ¡¡La gente que hace y ama el arte..!! ¡La gente que de alguna manera trabaja para hacer feliz al resto de los mortales! Bendita sea... porque este mundo depende de ellos para sobrevivir.
David Jesús Gradi.

Hoy, Mañana, Siempre y mucho después de Siempre.

Hoy cambié. Cambié el miedo por la felicidad hacia lo que desconozco, estoy ansioso por el futuro. Cambié la tristeza por el entendimiento de lo que es triste, aún así seguiré permitiéndome llorar. Cambié prioridades y adopté nuevas importancias. Cambié mi sentimiento por uno más puro. Cambié de ciudad, de estilo de vida y probablemente cambiaré de amigos. Terminé de ver las noticias y me convertí en la noticia. Ya me siento parte del mundo. Empecé mi vida... y los importantes se vienen conmigo. Los que no, los despedí. Mi corazón se renueva... me deshice de lo que me sobraba. Dejará de ser él, el que llegue a casa mientras mantengo el escándalo de mi música. Ahora seré yo el que entre a casa esperando ser recibido por quienes están lejos. Dejará de ser ella, quién me llame un domingo por la tarde a su cama para decirme que soy y seré la mejor de sus materias aprobadas en esta vida. Dejará de ser él, quién me pida el favor de conseguirla la música antaña que adora escuchar. Dejará de …

A mis padres.

Los amo tanto... me hacen tanta falta que es increíble y que al mismo tiempo no lo es. Son mis padres, las dos figuras más importantes de mi vida, las personas que más amo en esta galaxia, de verdad que no extrañarlos sería imposible. Los recuerdo a cada instante, a cada momento, a cada vagón del metro que se detiene y se va, a cada auto que pasa por la autopista, a cada camionetica a la que tengo que esperar, a todos los momentos que me miro en el espejo por la mañana. Me hacen tanta falta, TANTA FALTA. Extraño que me escuches cantar mamá, extraño bromear contigo pa, extraño hasta decirles que no quiero ir a cenar con ustedes un viernes en la noche por quedarme a ver la novela. Extraño estar en la computadora y sentirlos detrás en la cocina, solo sentir que ahí están, que estás cocinando tus sabrosísimas lentejas ma o que estás haciendo tus famosas ensaladas con aguacate pa. Extraño levantarme un domingo a las 4 de la tarde y saber que estás en la computadora trabajando papá y que tú…

La fiesta de los amigos.

Hay cosas en esta vida que definitivamente no podemos comprar, hay verdades o mentiras que no podemos comprobar, medidas que no podemos tomar, sabores que no podemos probar, bellezas que no podemos mirar... hay cosas en la vida que simplemente nunca están a nuestro alcance, incluso hay amigos, de los que nunca sabemos cuan importantes somos para ellos. Quizá caminar por una calle una noche oscura te produzca terror, o ir a la playa te produzca alegría, son cosas que sabes que viven dentro de ti, sabes que las experimentas en ese momento, pero estar al lado de un amigo y saber que te ama cien por ciento, eso nunca podrás realmente saberlo. Hace mucho tiempo que pensé que el amigo era aquel personaje único y especial al cual toda una vida uno debía prestar atención y mantener como si se tratara de un oro invaluable, de pronto quizá por las vivencias, por las distancias y el tiempo que transcurre dejé de pensar que es así, porque me di cuenta que nunca es realmente necesario hacerlo, me …

Este maldito inconsciente.

El mosquito que sobre vuela mi cuerpo aún no puede aterrizar… Quizá la ventana que dejé abierta para escuchar al mundo de afuera le crea mucha turbulencia en mi espalda y le impide acercarse. Me pregunto si por culpa del viento esta noche el mosquito muere de hambre, en todo caso ¿Yo por qué tendría que sentirme culpable? pues si muere o sigue vivo eso solo quedará en algún rincón de mi inconsciente.
Estoy seguro que el consiente y el inconsciente fueron buenos amigos algún vez, de pronto quizá por alguna razón de jerarquías se dieron la espalda y empezaron a complicarle las cosas a los seres humanos. Me gustaría al menos reconciliar a los míos, a ver si así es más fácil encontrar las cosas que se esconden en mi cabeza. Me pregunto si allá adentro el inconsciente tiene un decorado distinto al consiente, si tendrá los mismo colores o tal vez los mismos muebles, la misma posición de la cama o del baño, saber si manejan el feng shui o la televisión por cable. Sería realmente prodigioso po…

Mis palabras.

Estoy enamorado… ¡Enamoradísimo! Tanto amor hacia ellas no cabe más en mí, no sé cómo ni cuándo precisamente pasó esto, pero me enamoré. En el fondo sé por qué lo hice y es fácil explicarlo, sin duda alguna las palabras son las novias de un escritor, en ellas encuentro la mejor de las compañías. Sé de muchos que lo intentan y no se les da, pero lo primero que hay que hacer es saberlas tratar como los seres vivos que son; Con sutileza y decisión. Las palabras son la carta de presentación de todo sentimiento, existen para combatir con ellas, no para combatir contra ellas, existen para pelear y defender lo que somos y lo que queremos ser con ellas. Recordar sus gustos preferidos; Aman los acentos porque odian desorientarse; Aman las comas y los puntos porque les molesta enormemente desbocarse; Aman los signos de interrogación y exclamación porque les fascina expresarse correctamente. Cada vez que confundas una letra y la coloques en donde no va, se sentirán tan incomodas que lo notaras a…