Thursday, February 16, 2012

La trilogía de la demencia...


Pedro Almodóvar, Kim Ki Duk & Yorgos Lanthimos.
España, Corea del Sur y Grecia.

Las trilogías en el cine están quemadas ya. Las hay por doquier... pero en esta ocasión decidí patentar (no oficialmente, por supuesto) esta maravillosa "Trilogía de la demencia"... si se quieren ver obras maestras de "locos", y mirar en pantalla universos increíbles donde la psiquis humana juega el papel más importante de la historia, tienen que verse estos tres films juntos; de un solo tirón. A simple vista las películas parecen no parecerse, pero si se miran con detenimiento tienen un montón de cosas en común, empezando por las interrogantes de sus realizadores. Los tres films plantean la demencia, el trato del cuerpo (y entiéndase el cuerpo aquí como lo único que es verdaderamente nuestro) como algo no importante y el aislamiento de la realidad, ya sea a la fuerza, por convicción propia o por ser títere de la mente. 

3 directores, 3 países diferentes... ¿La misma visión?. Bueno, no podríamos hablar de una misma visión... pero, si de (quizá) las mismas interrogantes. Ya lo dije pero ampliémoslo; estos tres films comparten una misma cosa; La demencia, la irregularidad de la psiquis humana, y una tremenda consternación y fascinación de los directores en cuestión por la capacidad del ser humano para cometer crímenes sin saber que se está siendo criminal... esto le pasa a los personajes en los tres films. En el de Almodóvar, el cirujano plástico que no le importa expropiar una vida con tal de conseguir de nuevo a su amada perdida; en el de Kim, una mujer a la que no le importa cometer el crimen con su propio cuerpo modificándolo solo por el hecho de renovarse, como si se tratara de un objeto con fecha de caducidad;   y en el de Lanthimos, con dos padres que comparten su amor y su locura, y disfrutan la ineducación de sus hijos como una constante luna de miel. Estos son tres directores obsesionados por las acciones malvadas del ser humano en su máxima expresión, algo que además (y ellos lo saben muy bien), no se separa de nuestra real y fantástica vida en este globo.

Almodóvar siempre deja perplejo al espectador al mostrar un material cinematográfico... ya lo ha hecho con "Hable con Ella", "Volver" o "Todo Sobre mi Madre". Antes de ver la película leí muchas críticas que van y vienen por el internet y se esfuerzan en la medida de lo posible en sonar inteligentes. Pero, a diferencia de lo que a mi me pareció la película, los comentarios del público general la calificaban de "bodrio" para abajo... y sería bueno preguntarse ¿Por qué?, de hecho si volvemos a la unión de los tres films podemos llegar a la conclusión de que son películas "locas" para el público común, y que en efecto son "bodrios". Esto sin duda pasará en todo aquel que no la vea con detenimiento ni se siente a pensar en el trabajo (interrogantes, respuestas, puntos de vista, obsesiones o fascinaciones) del realizador. 

"La Piel que Habito" es fantástica desde el principio hasta el final. No tiene ningún bache. Es un film que se va abriendo de poco en poco, como una maravillosa flor que encuentra su punto máximo de esplendor en medio día... es como un cuadro de Dalí, fascinante e irremediable, una obra que no se pudo evitar, una historia que tuvo que plasmarse en un guión para luego filmarse por que sí... es decir, una película que desde su concepción (quizá algún sueño bizarro o ecos de películas pasadas de Almodóvar) tenía que hacerse y mostrarse... porque es arte puro. En estética (como siempre) un Almodóvar pulcro, con planos perfectos en cada escena, cada movimiento de sus personajes (nunca improvisados, nunca sobre la marcha), cada sutil envenenamiento de la historia tras los "flash back"... todo resulta maravilloso en este film. Un Almodóvar revolucionado sin duda... lo suficiente para que su película sea calificada como "bodrio" por algunos.

Por otro lado, en el film de Kim Ki Duk tenemos una falla obvia; un guión demasiado extenso y redundante, cosa además que le pasa a menudo a Kim en sus films. En "Time" creó una historia que se hizo mucho más grande que él y lo rebasó... pero que sin embargo, sorprende desde el principio hasta su desastroso final. "Time" con su personaje central, una mujer que desea ser inmortalmente bella para que su hombre jamás pierda interés en ella, es una denuncia directa a la cirugía plástica y a nuestro cómodo mundo que hoy en día nos permite casi todo, y esto no es casualidad... ese es el mismo mundo que le permitió al cirujano de Almodóvar "inmortalizar" a su mujer, el mismo que le permitió a dos padres, en la película de Lanthimos, sellar todo acceso de conocimiento a sus tres hijos. Visto así, el cirujano plástico de Almodóvar es un eco de la mujer de Kim Ki Duk en "Time" y sin duda una mezcla de estos son los padres de la película de Yorgos Lanthimos. Incluso, si lleváramos las películas a la realidad, probablemente estos tres personajes serían buenos amigos y se encontrarían enfatizados.

Creo que la maravilla de cada uno de estos films está en la escencia que plasmaron en ellos sus realizadores. Se siente a un Almodóvar fascinado por la psicosis de su cirujano plástico, es más, me atrevería a decir que en "La piel que Habito" Almodóvar encontró renovación para sus historias, abrió una caja de Pandora que le traerá muchísimos éxitos repitiendo esta formula. En "Time" Kim Ki Duk se muestra enternecido con la demencia de su chica que quiere operarse y detener su tiempo, fascinado (como en todos sus films) en la tontería del ser humano de no detenerse a valorar su vida... y en "Canino" vemos a un Yorgos Lanthimos molesto por lo mucho que ignoramos del mundo, y de como unos cuantos se encargan de construirnos el camino por el que debemos andar... haciendo eco de la realidad de nuestras vidas en una casa alejada de la civilización con dos padres y sus tres hijos.

Para terminar, "Canino" es sin duda un reflejo del mundo actual, donde el manejo de la información solo la tienen unos pocos y con eso se nos llena el cerebro de ideologías a veces muy erradas. Es también una muestra (y esto lo une a los otros dos films) de la demencia del ser humano que no se sabe demente y que bajo sus fundamentos y referentes considera llevar una vida normal, y fuera de eso el resto del mundo está mal. Todo esto es un eco cinematográfico... "La Piel que Habito", "Time" y "Canino" se cuentan en un mundo actual y moderno, con unos personajes dentro que modifican la historia casi a su conveniencia, que manipulan, que son siniestros. Me atrevo a decir incluso, que no se siente en ningún momento (en ninguno de los tres films) a un director detrás manipulándolo todo, son historias que por sí solas caminan. Tres películas que son dignas de un cineforo de Psicoanálisis, donde se sirve la psicosis en "entrada", "plato fuerte" y "postre". Estas tres películas son sin duda pura gastronomía cinéfila, tres universos maravillosamente construidos con las mejores herramientas, como el mejor de los ADN. 

Con estos tres films podemos concluir que este tipo de cine al que se aferra Almodóvar, Kim o Lanthimos, nos demuestra que el cine no es un lugar donde el realizador hace alarde de sus conocimientos, ni de su creatividad o genialidad. El cine es un lugar donde todo realizador tiene la oportunidad, después de una preparación cinematografía (ya sea en una escuela o de ensayo y error) de preguntarse miles de cosas, de llevar a una pantalla sus interrogantes, lo que le aterra, lo que le intriga o no concibe... el cine es catarsis para quién va y lo descubre, pero primeramente lo es para un realizador. 

Todo esto es un viaje a través de lo inesperado, de lo sorprendente y de lo que no es apariencia. Un Almodóvar satisfecho, pulcro y perfecto en cada plano; un Kim Ki Duk manipulado por su propia historia, apenado de la idiotez humana; y un Yorgos Lanthimos obsesionado por las metáforas que pueden construirse en el cine. Estos  tres como resultado dan... "La trilogía de la demencia".

David Jesús; DavidKiDuk.