Saturday, March 12, 2011

Uff... el inconsciente, como siempre.

Terminé de ver la película ‘Sueño’ de Kim Ki Duk y me acosté a descansar. No pensé en quedarme dormido, pero sin quererlo lo hice, en la cama de mis padres. Estaba en el metro, dentro de un vagón que justo estaba deteniéndose y abriendo sus puertas, llegaba a la estación ‘Parque Jurásico’ ...pero antes de estar allí, sabía que estuve en otro lugar, un lugar mucho más agradable y divertido, sé que venía de reírme. Me dije; ‘Yo no estaba aquí hace un momento... ¿O sí?’ ‘¿Será que solamente fijé la mirada y me fui de este lugar unos segundos?’ ‘O me quedé dormido ¿Por eso me pasé de estación?’ Cuando quise levantarme y salir del vagón me caí del asiento... todo tuvo sentido, yo no estaba en el metro, estaba en la cama de mis padres, durmiendo, y todo lo anterior era un sueño. 

Cuando sentí caerme, era mi hermana quién me empujaba diciéndome que la estaba tumbando de la cama, me arrimé y me extrañé de que mi hermana se hubiese cambiado de cama y estuviese allí conmigo... de pronto me di cuenta que todo estaba en blanco y negro, me dije; ‘Ya va... esto no es real, este es otro de estos malditos sueños de siempre’ ‘Mi hermana no está aquí’ sin embargo... ella, sin verme y yo sin verla, no dejaba de repetir; “Papá” “Cuando mi papá venga” “La película” ...yo cerré los ojos lo más fuerte que pude, sabía lo que venía a continuación, a diferencia de los otros sueños, en este una música me acompañaba, mientras más me exaltaba, mientras más intentaba moverme y no podía, más intensa era la música, subía y subía de volumen cada vez más... mi hermana no dejaba de repetir “cuando mi papá venga” y yo quería desesperadamente salir de ese sueño... me dije; “Abre los malditos ojos...” “Abre los ojos para que puedas despertarte” “¡Ábrelos!” me gritaba... “¡Ábrelos! ¡Sabes que viene la muerte otra vez! ¡Esta justo en frente de ti...!” “Solo abre los ojos.. que cuando ella aparece tú te despiertas” ...con temor, sin poder moverme ni pronunciar una palabra, abrí el ojo izquierdo, y ahí estaba la muerte... como siempre sin rostro, sin cuerpo aparente, solo una silueta negra, esta vez con cabello largo... vino hacia mí rápidamente, queriendo atacarme, me preguntaba si me golpearía antes de dejarme despertar... pero no fue así, solo abrí los ojos y estaban en la misma dirección que en mi sueño, estaba viendo la misma esquina del cuarto que la que miraba en el sueño, estaba en la misma posición que en el sueño... boca abajo. Todo era idéntico, solo que ahora en color.

Me levanté y salí del cuarto... las piernas me temblaban, el cuerpo no me respondía del todo bien, estaba muy débil. La casa estaba sola, todos dormían en los cuartos y en la sala cuando el viento del Este soplaba muy fuerte hacía que la puerta de atrás rechinara con fuerza... por un momento dudé si seguía durmiendo, y recordé que después de ver ‘Sueño’ de Kim Ki Duk miré otra película antes de apagar el DVD. Entonces fue que dentro de mi conciencia recobre la conciencia, y supe que ya no estaba soñando. “Uff... el inconsciente, como siempre”.